jueves, 24 de diciembre de 2009

Árbol de Navidad


Uno de los elemento más importantes en noche buena y navidad es el árbol, en forma personal les puedo decir que me encanta la navidad y el hecho de colocar el árbol lo considero como una actividad de unión en la familia.

Hay navidades buenas y hay otras que no tanto pero cada una de ellas, nos une y nos proporciona una nueva forma de persepción.

Alguna vez se han preguntado ¿Qué simboliza el árbol de navidad? ó ¿Por qué ponemos árbol de navidad?.

Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín; y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los cristianos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado.

Se dice que san Bonifacio (680-754), evangelizador de Alemania, tomó un hacha y cortó un árbol que representaba al Yggdrasil (aunque también pudo ser un árbol consagrado a Thor), y en su lugar plantó un pino, que por ser perenne, simbolizó el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas. Las manzanas simbolizaban el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo. Conforme pasó el tiempo, las manzanas y las luces, se transformaron en esferas y otros adornos.

Después se agregó la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol, enviados por los Reyes Magos, Olentzero o Papá Noel dependiendo la leyenda de la región donde se encuentre.

Solo me resta desearles a ustedes mis queridos lectores, una feliz noche buena y claro una gren navidad, en compañia de sus seres queridos, disfrutando no solo de los regalos y la deliciosa comida, si no la compañia, unión de nuestros seres queridos.